martes, 28 de abril de 2009

Lémur

 

Olympus E-510. Objetivo Zuiko digital 40-150mm.

ISO 400.  f/7,1.  1/125s.  Focal 150mm. Prioridad apertura. Flash no activo. Sin trípode.

Foto tomada en Faunia.

6 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

¡Qué ojos!
Son como los de Ka la serpiente del libro de la selva, que hipnotizan si los miras...
jaja
Buenísima toma. Y lo dice una entendida ;)
Besos

Carlos Velayos dijo...

Tan grandes y tan abiertos resultan inquietantes, ¿verdad?. Son animales fundamentalmente nocturnos, por lo que no me extraña que muchas tribus que convivían con ellos, al encontrárselos de noche en medio de la selva, les consideraran demonios.

Besos. ;-)

Quique dijo...

Hola Carlos,

Como siempre bonita foto, pero el bicho no es muy guapo que digamos....

Un saludo
Quique

Álvaro dijo...

Buenísima foto. Vaya mirada.
Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Qué chula la explicación, y yo añado... al ser animales nocturnos, su visión será limitada, luego no es de extrañar que lleven los ojos tan abiertos, intentando descubrir lo que oculta la oscuridad...
Besos

Vivian dijo...

Hola Carlos!
Este Señorito sí que la tiene clara, así hay que andar por la vida… ¡Con los ojos bien abiertos! Me encanta la mirada.
Un cariño enorme.