miércoles, 6 de mayo de 2009

Angie y Adán

Olympus E-510. Objetivo Zuiko digital 40-150mm.

ISO 400.  f/8.  1/80s.  Focal 42mm. Prioridad apertura. Flash no activo. Sin trípode.

Estas ricuras son Angie y Adán, hijos, respectivamente, de Angela y Angel Luis y de Cristi y Paco Malagueta, y la foto está subida con su permiso.

Sus padres dicen que están para comérselos, y yo les digo que aprovechen ahora…

7 comentarios:

Quique dijo...

Hola Carlos, pues si que son guapos los jodios....pero pensar que hasta que no tenga 35 años no se iran de casa.....je,je,.

Un saludo
Quique

Amig@mi@ dijo...

Pero realmente "para comerselos". Y no es amor de "tita". Qué foto tan linda!!.Besos

Carlos Velayos dijo...

QUIQUE, MONTSE, claro, claro, por eso le digo a los padres que aprovechen para comérselos ahora, jajaja...

Gracias a los dos. ;-)

Malagueta dijo...

Pues sí, nosotro intentamos comérnoslo cada noche antes de acostarse, pero cada vez nos va costando más...jajajaja...!!!

Muchas gracias por la foto y por publicarla en tu Blog.

Por cierto Carlos; tengo dos o tres fotos que hice en Asturias hace un par de años que, haciéndoles un apaño igual te interesan. A ver si tengo un hueco esta semana y te las paso ;-)

Un abrazo

Vivian dijo...

Hola Carlos!
¡Que ternura esta imagen! Realmente son hermosos, y la expresión que has captado en ellos tiene esa frescura que sólo los niños son capaces de regalar. Excelente!
Un beso grande.
P/D
Qué lastima que no te conocí cuando mi hijo tenía esa edad porque me hubieras alertado…¡Y me lo hubiera comido!

santipalillo dijo...

Que gran foto Carlos, sobre lo de comérselos o no prefiero no opinar, mejor un chuletón de esos que te gustan a tí.

Carlos Velayos dijo...

MALAGUETA, espero esas fotos...

SANTI, poco mérito el mío. Si acaso de los padres por saber hacer bien las cosas y de los peques por ser tan simpáticos.

VIVIAN, estoy en deuda contigo. Montse me contó. Un beso y un fuerte abrazo.